Inicio

Régimen Comunista Correrá Riesgos por Reformas

Miami, FL – El gobierno cubano enfrentará riesgos en el 2011 al poner en práctica reformas económicas profundamente dolorosas, pero es probable que los cubanos acepten eventualmente sus nuevas y duras realidades, de acuerdo con cuatro analistas del tema de Cuba en la Universidad de Miami (UM).
Los comentarios se produjeron en una conferencia de prensa de miembros del Instituto de Estudios Cubanos y Cubano Americanos (ICCAS) de la UM: el director del ICCAS, Jaime Suchlicki; el vicerrector de la UM, Andy Gómez; el analista retirado de la Agencia Central de Inteligencia, Brian Latell; y el investigador asociado de ICCAS José Azel.
Suchlicki dijo que las reformas, incluyendo el despido de 500,000 trabajadores gubernamentales y recortes en la libreta de racionamiento alimenticio, aumentarán las ya grandes frustraciones de la vida diaria en el país. ``La olla está hirviendo'', dijo.
También podrían aumentar las tensiones raciales, porque los cubanos blancos tienen mayores posibilidades de recibir remesas del extranjero, las cuales pueden usarse para comenzar o ampliar un negocio privado como parte de los planes del gobierno para expandir las actividades económicas no estatales, agregó.
Sin embargo, Suchlicki y Azel expusieron que es improbable que ocurran grandes disturbios sociales porque los cubanos se mantendrán enfocados en los asuntos de supervivencia diaria y están acostumbrados a aceptar las decisiones del gobierno.
Tampoco es probable que cambie la política de Estados Unidos hacia Cuba mucho más allá de una posible decisión de la administración del presidente Barack Obama para hacer menos estrictas las restricciones de viajes a la isla, dijo Suchlicki, por razones humanitarias, religiosas y académicas.
Gómez comentó que algunas partes de la economía podrían mejorar según se implanten las reformas y estuvo de acuerdo en que no es probable que la política estadounidense cambie mucho.
Latell describió a Raúl Castro como un ``muy, muy buen militar [que] avanza a paso lento [. . .] de forma irregular'' sobre las reformas económicas y agregó que sus principales asesores no son muy capaces y ``carecen de visión''.
Los esfuerzos de Castro para poner en práctica reformas económicas `transformadoras'', al mismo tiempo que continúa la transición de su hermano mayor Fidel, constituyen ``una de las más peligrosas confluencias que ha enfrentado este régimen en sus más de 50 años'', agregó.
Azel alegó que el esfuerzo de Castro para ampliar la empresa privada no generará mucho progreso porque aún se limita a 178 actividades específicas, desde cortar palmas hasta arreglar paraguas.
Phil Peters, un analista del tema cubano con el Lexington Institute en los suburbios de Washington, estuvo de acuerdo en que los funcionarios cubanos ``se han presentado un gran desafío a sí mismos'' con el plan de despedir a 500,000 trabajadores estatales.
``Políticamente, sería delicado en cualquier país'', dijo.
``Pero el gobierno cubano ha procedido lenta y muy deliberadamente, porque esto le permite poner el freno, hacer ajustes'', dijo Peters.

RIESGOS. El gobierno cubano que encabeza el asesino-dictador Raúl Castro enfrentará riesgos en el 2011 al poner en práctica reformas económicas profundamente dolorosas, pero por miedo es probable que los cubanos acepten eventualmente sus nuevas y duras realidades.