Inicio

La Recuperación de la Economía en 2011 con Malos Augurios

Washington, D.C. – La confianza de los consumidores en la evolución de la economía registró un inesperado descenso en diciembre, mientras que nuevos datos del sector de la vivienda muestran “una clara desaceleración en el ritmo de recuperación” del mercado.

Los dos indicadores económicos difundidos señalan que la recuperación económica en el 2011 tardará en llegar con lo que será difícil reducir los actuales niveles de desempleo en el país, situado en noviembre en el 9,8 por ciento.

“La valoración de los consumidores del actual estado de la economía y el mercado de trabajo sigue poco entusiasta y sus expectativas para el futuro continúan siendo cautas”, dijo la directora del Centro de Investigación sobre Consumidores de The Conference Board, Lynn Franco, en un comunicado.

El índice de confianza que elabora esa entidad se situó en diciembre en 52,5 puntos, por debajo de los 54,3 de noviembre y lejos de los pronósticos de los analistas, que habían calculado que ese índice rondase este mes los 56 puntos.

Ese inesperado descenso se produce un mes después de que la confianza de los consumidores estadounidenses tocara su cota más elevada desde junio.

“A pesar del modesto descenso de este mes, la confianza de los consumidores no está peor que hace un año”, dijo Franco, quien, sin embargo, aseguró que “todas las señales siguen sugiriendo que la expansión económica continuará bien en 2011, aunque el ritmo de crecimiento seguirá siendo moderado”.

Otros datos que se extraen de las encuestas realizadas por The Conference Board son que el porcentaje de estadounidenses que prevé ganar más dinero en los próximos meses bajó hasta el 9,9% en diciembre desde el 11% registrado en noviembre, al tiempo que aumentó el número de consumidores que creen que se van a destruir puestos de trabajo (del 19,1% al 19,5%).

Por otro lado, el precio de la vivienda unifamiliar en las 20 mayores ciudades de Estados Unidos bajó una media interanual del 0,8% en octubre, según el índice Case-Schiller elaborado por Standard & Poor’s, que ve en este dato “una clara desaceleración en el ritmo de recuperación” del mercado.

Según Standard & Poor’s, los datos son “una señal más de que los pocos meses de principios de la primavera en que se tenía una impresión positiva (sobre la recuperación del mercado inmobiliario en EE.UU.) eran sólo un impulso temporal”.

Esa agencia de calificación explicó que sólo en octubre ese tipo de viviendas se abarató un 1,3% respecto al mes anterior.

En 18 de las 20 ciudades analizadas se detectó un empeoramiento en el ritmo de recuperación de los precios respecto a un año antes y tan sólo en Los Angeles, San Diego, San Francisco y Washington las viviendas unifamiliares subieron de precio.

Si sólo se analizan los datos de las 10 mayores ciudades del país, se observa un avance del 0,2% respecto a un año antes, pero una caída del 1,2% en octubre en comparación con los precios de septiembre.

Los precios de las viviendas en EEUU empezaron a caer en 2006 y 2007 y tocaron fondo en la primavera de 2009. Desde entonces han registrado una lenta recuperación, aunque en los últimos meses se ha empezado a notar un nuevo deterioro.

“Octubre fue el quinto mes consecutivo en que la tasa anual de crecimiento moderó su ritmo respecto al mes anterior, lo que confirma una clara desaceleración en la recuperación de los precios de la vivienda”, aseguró Standard & Poor’s.
En ese sentido, recordó por ejemplo que hace cinco meses en las 10 mayores ciudades los precios de las viviendas subieron un 5,4% y en las 20 más grandes un 4,6%, lo que contrasta con los descensos del 0,2% y del 0,8% del pasado octubre, respectivamente.

Las ventas han bajado más del 25% en un año y la cantidad de viviendas sin vender que hay en el mercado es aproximadamente un 50% superior a la de hace un año.

A ello se suma que la construcción de viviendas nuevas sigue estando cerca de los niveles mínimos de los últimos 30 años y que los índices de morosidad en el pago de hipotecas aún están muy por encima de sus promedios históricos.

CONTINUARA LA CRISIS ECONOMICA. Las ventas han bajado más del 25% en un año y la cantidad de viviendas sin vender que hay en el mercado es aproximadamente un 50% superior a la de hace un año.