Inicio

¿ESTAMOS VIENDO EL SURGIR DE UNA NUEVA GENERACIÓN DE BOXEADORES?

¿Cómo será el boxeo dentro de 40 o 50 años?, en esta época, es posible que estemos observando el surgir de una generación de púgiles que harán ver que el viejo deporte de las narices chatas que hasta hoy conocimos, dio un salto al futuro.

En estos días, Amir Khan y Alex Ariza han tomado la batuta. Luego de la pelea Khan-Maidana en la que el púgil ingles alcanzó una victoria por puntos frente al argentino, han salido declaraciones de ambos, alegando que nadie en el ‘team’ comandado por Roach y Ariza tiene algo que ver con sustancias prohibidas o PED’s.
Ariza defiende a sus protegidos, mencionando que lo dicho por Miguel Díaz de la esquina de Maidana, al terminar la pelea es una acusación velada, pues Díaz le llamo ‘tramposo’, según Ariza, eso asoma la posibilidad de que ellos estén al margen de lo establecido en cuanto a las reglas de dopaje y les perjudica.

Díaz, por su parte, afirma que él le llamó ‘fraude’, y que si Ariza o Roach hablan ahora de doping es por cuenta de ellos, pero que cuando le incriminó tal cosa a Ariza, él no mencionó la palabra doping y que talvez, sea un reflejo del subconsciente el que el ‘team’ del Willdcard hable sobre ese tema.

Según algunas notas, Khan afirma que tanto él como su compañero de establo Manny Pacquiao, son víctimas de los celos profesionales de gente sin escrúpulos y sin pruebas, esto, es verdad puesto que, como se sabe ellos son sometidos a los pocos reconocimientos requeridos por las comisiones del boxeo en cuanto al doping. Sin embargo, es una realidad que, desde que Manny Pacquiao y Freddie Roach decidieron no presentar las pruebas solicitadas por Floyd en ese sentido, se levantaron muchas cejas. Eso sin dudas, arrastra a todo aquel que tenga que ver con el gimnasio de Roach y Ariza.

Paso a creer que, esta nueva oleada de comentarios no es más que una cortina de humo, como es sabido por muchos. Bob Arum y Pacquiao eligieron pelear en mayo del 2011 con Shane Mosley, esa elección tiene molesta a muchas personas, quienes quieren ver al filipino frente a otros peleadores y no frente a un Mosley de 40 años y al borde del retiro. Pues, con estas palabras que Ariza y Khan han venido mencionando, pretenden levantar una cortina y alejar los focos de la atención hacia otro tópico muy candente, pero que les daría un respiro de toda la avalancha de críticas que está generando la pelea Pacquiao-Mosley.

En este aspecto, me viene a la mente una actitud de Nonito Donaire, quien actualmente trabaja muy cerca con Víctor Conte, quien fuera el creador de los Laboratorios BALCO, que se vio involucrado con escándalos sobre esteroides y quien incluso pagó una corta condena en prisión por tales cosas. Según el “Flash Filipino’ Nonito, estaría dispuesto a someterse a cualquier examen que consideren conveniente a fin de demostrar que se encuentra limpio de sustancias ilegales, cuando mencionó: “Si hay algo, que ellos sientan que tienen que comprobar en mí sobre alguna medicina o algo, entonces quiero ser testeado. Quiero hacer algo que demuestra que no hago nada malo, y le he dicho a Víctor esto”, dijo Doniare, que tiene una racha de 23 victorias y nocauts en ocho de sus 10 últimas peleas.

Esta es la actitud correcta, si no hay nada que temer es obvio que cualquier prueba para detectar esas sustancias será tomada con responsabilidad. Pero, como se dijo antes, en el team de Khan y Pacquiao solo se dice que están limpios y no se ofrecen tal como lo hace Donaire a presentar pruebas que de una vez por todas, alejen ese fantasma del gimnasio de Roach y Ariza.

Por tanto, una de dos, o estamos frente a una nueva generación de peleadores o todo esto que observo, se trata tan solo de formar un pequeño alboroto para distraer la atención de la afición hacia esta línea y dejar en paz, la elección del anciano Mosley como próximo rival de Pacquiao.

Lo cierto de toda esta controversia es que, mientras nadie de los que tengan que ver con el ‘Dúo Dinámico’ Roach-Ariza, se sometan a pruebas para detectar sustancias, siempre habrá quienes pongan en tela de juicio las asombrosas actuaciones de sus peleadores, según el “Yerbatero” Ariza, sus suplementos no son nada ilegales, de hecho afirma que pueden ser adquiridos por cualquier cristiano en los establecimientos especializados. Pues siendo así, creo que muy pronto, veremos como aquellos púgiles con carencias de estámina y poder, se conviertan en unos ‘colosos’ tipo Pacquiao y quien no consuma estas ‘pócimas’ simplemente estará dando ventajas a sus rivales.

¿Hasta donde llegaremos? Bueno eso aun esta por verse, considerando que mientras las pruebas estilo olímpicas para detectar sustancias ilegales no sean aprobadas por las comisiones, seguirán surgiendo este tipo de peleadores que no conocen de cansancios y que serían capaces de llegar a pesos insospechados con total facilidad. Es un misterio hasta dónde serán capaces de llegar estos pugilistas del futuro. De lo que no tengo la menor duda es que esto llegó para quedarse, de aquí en adelante será cada vez menos la sorpresa de ver pasearse a esta especie de ‘Soldados Universales’ por un sinnúmero de divisiones, llevando consigo su velocidad y pegada intactas.